United Methodists // Metodistas Unidos

United Methodists often joke about the many organizational layers of church life, but, as members of other denominations have been heard to say: “If you want something done, get the Methodists to do it.” Followers of the Wesleys are indeed “methodical” about the ways they approach mission and ministry.

One reason United Methodists are able to accomplish great things is the church’s emphasis on “connectionalism.” It is common to hear United Methodist leaders speak of the denomination as “the connection.” This concept has been central to Methodism from its beginning.

open_heartsThe United Methodist Church, which began as a movement and a loose network of local societies with a mission, has grown into one of the most carefully organized and largest denominations in the world. The United Methodist structure and organization began as a means of accomplishing the mission of spreading Scriptural Holiness over the land. John Wesley recognized the need for an organized system of communication and accountability and developed what he called the “connexion,” which was an interlocking system of classes, societies, and annual conferences. (UM Member’s Handbook, p 24)

No local church is the total body of Christ. Therefore, local United Methodist churches are bound together by a common mission and common governance that accomplish reaching out into the world. United Methodist churches and organizations join in mission with each other and with other denominations.

Connectionalism shows through the clergy appointment system, through the developing of mission and ministry that United Methodists do together, and through giving.

An example of connectionalism: Mission work around the world, whether it be a new university in Africa or bicycles for Cuban pastors, is the work of “the connection,” as opposed to the work of a single congregation.

(From United Methodism 101, an online introduction to the UMC.)

 

// Metodistas Unidos //

Metodistas Unidos bromean frecuentemente acerca de los muchos niveles de organización de la vida de la iglesia, pero, como los miembros de otras denominaciones se han oído decir: “Si quieres algo bien hecho, pide a los metodistas hacerlo” Los seguidores de los Wesley son de hecho “metódica” sobre las formas en que se acercan a la misión y el ministerio.

Una de las razones los metodistas unidos son capaces de lograr grandes cosas es el énfasis de la iglesia en el “conexionalismo.” Es común escuchar a los líderes de los Metodistas Unidos hablar de la denominación como “la conexión”. Este concepto ha sido fundamental para el metodismo desde sus inicios.

La Iglesia Metodista Unida, que comenzó como un movimiento y una red flexible de las sociedades locales con una misión, se ha convertido en una de las denominaciones más cuidadosamente organizada y más grande en el mundo. La estructura y organización Metodista Unida comenzó como una forma de llevar a cabo la misión de difundir la santidad bíblica sobre la tierra. John Wesley reconoció la necesidad de un sistema organizado de la comunicación y la rendición de cuentas y desarrolló lo que él llamó la “conexión”, que era un sistema de las clases, las sociedades y las conferencias anuales interdependientes. (Manual de Miembros UM, p 24)

Ninguna iglesia local es el cuerpo total de Cristo.  Por lo tanto, las iglesias metodistas unidas locales están unidas por una misión común y la gobernanza común que logra llegar al mundo.  Iglesias y organizaciones de Metodistas Unidos colaboran en la misión entre sí y con otras denominaciones.

Conexionalismo muestra a través del sistema de nombramiento del clero, a través del desarrollo de la misión y el ministerio que los metodistas unidos hacemos juntos, ya través del ofrendar.

Un ejemplo de conexionalismo: Trabajo de misión en el mundo, ya se trate de una nueva universidad en África o en bicicletas para los pastores cubanos, es el trabajo de “la conexión”, en oposición a la obra de una sola congregación

(De La Iglesia Metodista Unida 101, una introducción en línea de la UMC.)